• +34 619020531
  • escribeme@davidtorrespalencia.es

En busca de soluciones (y III): Ahora hay que tomar decisiones

En busca de soluciones (y III): Ahora hay que tomar decisiones

TIRAR A NUNO SÓLO ES EL PRINCIPIO DE LA SOLUCIÓN, NO LA SOLUCIÓN EN SÍ MISMA

Escrito por David Torres

Domingo, 24 Enero 2016 10:25

Reportar vídeo Reportar

El otro día aprendí lo que significaba «lábil» (Que cambia o es poco estable o seguro) y que aplicado al mundo de las personas, suele ir acompañado del concepto emocional. Esto es, la labilidad emocional es la inestabilidad afectiva que puede tener una persona. Son algunas conductas que son desproporcionadas. Por ejemplo, carcajadas desmedidas o llantos exagerados ante situaciones habituales. Lo que pasa es que la situación que atraviesa no es, para nada, habitual.

Parece que echando a Nuno, al que se le pitó desde la presentación porque se la había jugado a Salvo y Rufete, estaba todo hecho. Y no. Es cierto que Nuno tenía el equipo hecho unos zorros y que es inadmisible que la temporada la planifique Jorge Mendes. Pero ahí solo empieza la solución a nuestros problemas.El caso es que mi estado de ánimo cuadraba perfecto en mi afán por buscar soluciones para el Valencia, porque tras detectar los errores, es el momento de adoptar soluciones. Y es que, celebrando que haya venido un director deportivo, y que al menos se hayan planteado fichar, es el momento de analizar si el papel que en todo esto jugamos la afición, los medios de comunicación y el entorno es el correcto. Porque,aunque en menor medida que el jugador que falla un gol, que el técnico que tiene el equipo hecho unos zorros o que el directivo que lo permite, los aficionados también tenemos parte de culpa en todo esto si dejamos que suceda sin exigir que se tomen decisiones.

Llevo semanas oyendo en el Valencia y en su entorno que más vale perder que más perder; que lo inteligente sería empezar de cero y evitar que, además de echar al traste esta temporada, se pierda también la siguiente.

Esta teoría se basa en que es necesaria una campaña pésima para que todo el mundo en el valencianismo ejerciente -Meriton y Lim- se den cuenta de que esto es fútbol y que, además de poner dinero -gracias a dios que lo hicieron- hay que saber moverse con las reglas de éste juego y de éste mercad.

Y, ojo, estoy de acuerdo con esta teoría. Pero ¿Hasta dónde está el límite? Ahí es dónde medios de comunicación y afición debemos subir un punto la exigencia. Porque me resisto a dar por perdida la temporada -la Copa y la Europa League nos pueden dar aún muchas alegrías- y porque si bajamos tanto el nivel de exigencia podemos volver a 2008 o, lo que es peor, a 1986 cuando el equipo bajó a Segunda.

(Fotos: David González)

Es el momento de que García Pitarch piense en serio si Gary Neville es el entrenador ideal para el Valencia del futuro o que decida si uno, dos o tres fichajes son necesarios para poner en órbita de nuevo a este club.

Mestalla, antaño, era conocido por ser un estadio que ‘puteaba’ -perdón por la expresión- a su equipo si las cosas iban mal desde el minuto 20. Los rivales lo sabían, sabían que si aguantaban un poco, el ambiente les iba a favorecer. Eso ha pasado a la historia. Ahora, la afición y el entorno, me pongo el primero, nos hemos dejado contagiar en exceso por la aparición (bendita) de Peter Lim y hemos bajado el nivel de exigencia.Casi nada nos hace reaccionar, casi nada nos hace despertar del letargo y el descenso sigue ahí, lejos, pero sin irse de todo, y más tras una nueva semana sin ganar. Porque en la Coruña al Valencia se le apareció la virgen y todos los santos, pues lo normal es que el equipo hubiera perdido. ¿Al final va a ser necesario que vuelva Feghouli para que el equipo vuelva a ganar en Liga? No creo en supersticiones, pero narices tiene.

Neville no mejora a Nuno y Suso aún no ha podido tomar decisiones

Aquí parece que echando a Nuno, al que se le pitó desde la presentación porque se la había jugado a Salvo y Rufete, estaba todo hecho. Y no. Es cierto que Nuno tenía el equipo hecho unos zorros y que es inadmisible que la temporada la planifique Jorge Mendes. Pero ahí solo empieza la solución a nuestros problemas, porque Gary Neville no ha mejorado al portugués sobre el campo y Suso García Pitarch aún no ha podido tomar ninguna decisión que afecte al devenir diario del equipo.

Es, por tanto, el momento de dejar actuar al director deportivo y de tomar decisiones si queremos que esa teoría de más vale perder que más perder sirva para algo. Es el momento de que Suso García Pitarch piense en serio si Gary Neville es el entrenador ideal para el Valencia del futuro o que decida si uno, dos o tres fichajes son necesarios para poner en órbita de nuevo a este club. Peter Lim tiene la pasta, Suso la llave y Layhoon es la correa de transmisión. ¿A qué esperamos?  Feliz semana.

David Torres

Delegado de ElDesmarque Valencia.

datorres

Periodista, Asesor de Comunicación y Community Manager. 22 años de experiencia acreditada.

Deja tu mensaje

cinco − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.