• +34 619020531
  • escribeme@davidtorrespalencia.es

Una profunda decepción con Wass

Una profunda decepción con Wass

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN ELDESMARQUE

En el día que el Valencia ha encarrilado el fichaje de Eray Cömert y busca un mediocentro desesperadamente, quiero centrarme en Wass.

Vaya por delante que no sé qué le dijo Daniel Wass a Bordalás para que lo dejara fuera de la convocatoria el sábado ante el Atlético de Madrid en LaLiga Santander. Vaya por delante también que entiendo que Wass quiera irse al conjunto rojiblanco que le pagan una pasta gansa y que es una oportunidad de oro para su carrera, pero en la vida hay que vestirse por los pies y si le quedaba un mínimo aliento para jugar, Daniel Wass habría tenido que subirse al avión para Madrid y haber estado con sus compañeros en el Wanda; aunque luego vaya a las oficinas, repita que se quiere ir y pida que lo dejen salir en este mercado de invierno.

A falta de más explicación, me quedo con las palabras de Arias. «Era de preveer que Wass se quedara fuera. Acaba de pasar el COVID y sólo lleva dos entrenamientos con el equipo. Y ya sabemos que con Bordalás el que no está al cien por cien no juega. Es por una situación de salud», explicó Arias. «No se le ha dejado por ningún castigo personal. No creo que tenga nada que ver con el interés del Atlético», dijo pero estaba en su papel de portavoz. Yo, sinceramente, tengo muchas dudas.

El danés hasta la fecha ha demostrado ser un profesional intachable, de ahí que su reacción en este caso me haya sorprendido y dolido tanto. Es un tema de decepción profunda, de incomprensión. Yo, desde luego, no haría las cosas así. Para mí, ha perdido mucho aún entendiendo que se quiera ir porque es humano y lícito.

Wass, entrenamiento del Valencia CF (Foto: Valencia CF)

Wass, entrenamiento del Valencia CF (Foto: Valencia CF)

El caso Wass no puede repetirse

Pero no sólo actuó mal Wass. El danés, el peor de todos, tampoco el club creo que ha estado a la altura, ni el entrenador. Si Wass estaba físicamente bien -hoy se entrenó- tendría que haber entrado en la lista. Y si no quiso ir, el club debería haberle sancionado de forma interna. Wass en el Wanda era necesario y no estuvo. Con él, quizá Carlos Soler podría haber tenido descanso, Koba no habría tenido que comerse el marrón de jugar al final ante una jauría o Guillamón habría estado más arropado. Es tarde para saberlo.

Wass en el Wanda era necesario y no estuvo. Con él, quizá Carlos Soler podría haber tenido descanso, Koba no habría tenido que comerse el marrón de jugar al final ante una jauría o Guillamón habría estado más arropado. Es tarde para saberlo.

Está claro que ya no habrá otra ocasión para Wass y para el club para estar a la altura porque el próximo partido, que será de Copa del Rey, será ya fuera del mercado de fichajes y ya se habrá resuelto todo en un sentido u en otro. O se habrá ido traspasado, o será jugador del Valencia CF hasta junio. Sin embargo, y aunque lo que ha sucedido me parece vergonzoso, el de Wass no es un caso aislado y podremos perdornarle. Como bien me recordaban en El Roglet de la SER el otro día, otros grandes del Valencia tuvieron desaires similares (Ayala por ejemplo) y luego acabaron siendo grandes en la historia del club. Wass tendrá nuestro perdón o nuestra comprensión, pero al menos para un servidor ya nunca será lo mismo. Feliz semana.

David Torres 

Delegado de ElDesmarque Valencia

dtorres@eldesmarque.com

datorres

Periodista, Asesor de Comunicación y Community Manager. 22 años de experiencia acreditada.

Deja tu mensaje

19 + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.