• +34 619020531
  • escribeme@davidtorrespalencia.es

En busca de soluciones: Candidatos para director deportivo

En busca de soluciones: Candidatos para director deportivo

Que el Valencia CF necesita un director deportivo es un secreto a voces. Cada partido que pasa, y ante la falta de explicaciones dentro del terreno de juego, más convencido estoy. Aunque en realidad, es sólo una de las muchas figuras que necesita para hacer frente a la profunda reestructuración interna de la que habló en su día Layhoon y que necesita la entidad.
Sin embargo, de todas las figuras que hacen falta en el club, si hay que elegir una sola, me quedo con la que le dé sentido común a la parte futbolística del club es la más importante de todas. La pasada temporada fue un espejismo -aún se notaba la mano de Rufete– pero la presente es un auténtico desastre, por resultados, por sensanciones, por juego… Los últimos veinte minutos en Anoeta demuestran que la plantilla está pésimamente mal confeccionada, mal preparada físicamente y con pocos recursos para sobreponerse a cualquier revés.

Si hay que elegir una figura que entre ya en el Valencia, ésta tiene que ser la que le dé sentido común a la parte futbolística del club es la más importante de todas.

Sin embargo, de todas las figuras que hacen falta en el club, si hay que elegir una sola, me quedo con la que le dé sentido común a la parte futbolística del club es la más importante de todas. La pasada temporada fue un espejismo -aún se notaba la mano de Rufete– pero la presente es un auténtico desastre, por resultados, por sensanciones, por juego… Los últimos veinte minutos en Anoeta demuestran que la plantilla está pésimamente mal confeccionada, mal preparada físicamente y con pocos recursos para sobreponerse a cualquier revés.

Además de poner orden en lo que sucede en el terreno el club, que explique porqué la plaga de lesiones, la mala preparación física, si son necesarios fichaes o no, el club necesita una persona que reciba las ofertas de jugadores, un hombro al que pueda encomendarse el entrenador cuando las cosas vienen mal dadas; un jefe al que los jugadores puedanquejarse cuando algo no funciona (como ahora). Las escalas y la organización interna son vitales en un grupo de trabajo. Alguien que conozca el club, el fútbol en general y el mercado en particular es necesario como el respirar.

Estaba en estas reflexiones después de la derrota en Anoeta cuando me acordé de César Sánchez, al que el otro día vi en Mestalla tras la victoria contra el Granada. El ex jugador iba entre la masa de aficionados que abandonaban el estadio. Hacía tiempo que no lo veía, y eso que es un habitual comentando partidos para Cope. El ex guardameta iba enfrascado en sus cosas, viendo el móvil y a buen seguro repasando resultados de alguno de la multitud de equipos por los que ha pasado.

«Este cuadraría como director deportivo seguro», pensé en aquel momento para mis adentros. Licenciado en económicas, con el título de director deportivo, los tres carnets de entrenador, habla inglés…. César se sacó la carrera mientras jugaba. Recuerdo que en su etapa como valencianista era uno de los líderes naturales del vestuario a pesar de llegar mayor a nuestra ciudad. En aquel tiempo, dicen, sus compañeros ya le pedian asesoramiento para sus inversiones dada su capacidad y su precocidad para los negocios.

De hecho, me cuentan en el club que fue uno de los candidatos que han sondeado para sustituir a Curro Torres en el Mestalla, pero yo lo veo preparado para más.

Seguro que si hubiera un concurso-oposición para ser director deportivo, César sería de los que más puntos tendría. Es un tío preparado que, desde la humildad, ha hecho ímprobos esfuerzos por formarse. Y la recompensa le va a llegar tarde o temprano.

¿Vicente, Mendieta, Giner, Juan Sánchez…?

A partir de ahí, proponerle una terna de candidatos a Peter Lim y Layhoon me resulta sencillo. ¿Y Por qué no Vicente? Me consta que en el Valencia es un nombre que gusta -desconozco para qué puesto-; y nadie puede olvidar que el zurdo es por méritos propios santo y seña de la entidad, uno de los mejores en la mejor época del club, ve fútbol, mucho fútbol y jugó dos años en inglaterra, en experiencia e idioma extranjero va sobrado, algo que debe valorar el Valencia cuando elija a su nuevo director deportivo, si es que finalmente se anima. Además, en la guerra que se estableció entre las candidaturas para hacerse con el poder del club, tuvo la habilidad de no mezclarse con ninguna, cosa que ahora dificulta el acceso al Valencia a hombres como Albelda o Carboni.

Seguro que me dejo decenas de nombres en el tintero, candidatos que a unos les parecerán mejores; pero en lo que estaremos de acuerdo es que el Valencia necesita que alguien que sepa bien de fútbol y conozca cómo se mueven los mecanismos internos de este deporte, entre en el club más pronto que tarde.

A partir de ahí, proponerle una terna de candidatos a Peter Lim y Layhoon me resulta sencillo. ¿Y Por qué no Vicente? Me consta que en el Valencia es un nombre que gusta -desconozco para qué puesto-; y nadie puede olvidar que el zurdo es por méritos propios santo y seña de la entidad, uno de los mejores en la mejor época del club, ve fútbol, mucho fútbol y jugó dos años en inglaterra, en experiencia e idioma extranjero va sobrado, algo que debe valorar el Valencia cuando elija a su nuevo director deportivo, si es que finalmente se anima. Además, en la guerra que se estableció entre las candidaturas para hacerse con el poder del club, tuvo la habilidad de no mezclarse con ninguna, cosa que ahora dificulta el acceso al Valencia a hombres como Albelda o Carboni.

El caso es que pensar en esa época gloriosa del valencianismo, en aquellos jóvenes jugadores convertidos ahora en maduros candidatos y no reparar también en Gaizka Mendieta es mentir a la historia. Tras consagrarse en Valencia y dejar una pasta en el club, su inquietud por conocer cosas nuevas le permitió hacer carrera allende de nuestras fronteras y aprender de otras Ligas, de otras estructuras.

Mundialmente conocido, es un habitual de Paterna, santo y seña del club, domina el inglés, las relaciones públicas y sabe de fútbol. ¿Qué más se puede pedir? Sin duda Mendieta encajaría.

¿Y por qué no Fernando Giner? Reconozco que su principal virtud es su calidad como persona. Lleva años trabajando gratis para el Valencia. Además, a las cualidades que los demás tambien atesoran (Santo y seña del club, conoce el fútbol etc…), el presidente de la Asociación de Futbolistas del Valencia CF, añade una amplia experiencia dentro del mundo del fútbol institucional. Bien relacionado a nivel federativo, acaba de sacarse el título de director deportivo y quiere y conoce al Valencia CF más casi que a su propia vida.

Pero nombres hay muchísimos… Fernando Gómez, Juan Sánchez (que ya fue secretario técnico y conoce la materia) la lista es amplísima… Hasta Alesanco si me apuran… O Robert Fernández (Lástima que se fuera al Barça…)

Seguro que me dejo decenas de nombres en el tintero, candidatos que a unos les pareceránmejores, que los que yo propongo; pero en lo que estaremos de acuerdo es que el Valencia necesita que alguien que sepa bien de fútbol y conozca cómo se mueven los mecanismos internos de este deporte, entre en el club más pronto que tarde.

¿Y quién lo elige?

Otra cuestión bien distinta será saber quién elige al director deportivo y cómo convencer aPeter Lim (si no lo está ya) que necesita rodearse de gente que sepa del fútbol español… En todo caso, lo que el club no puede permitirse es otra temporada diseñada e ideada por gente que no conozca de primera mano la Liga y un agente como Jorge Mendes. Otro año con unrepresentante manejando los hilos de la entidad desde el despacho del dueño y pensando más en sus intereses que en los del Valencia sería una hecatombe. Feliz semana.

David Torres

Delegado ElDesmarque Valencia 

datorres

Periodista, Asesor de Comunicación y Community Manager. 22 años de experiencia acreditada.

Deja tu mensaje

2 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.